Liturgia: Segundo Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo C.

 

La alegría de las bodas de CanáLa liturgia de este domingo nos presenta el conocido pasaje de las bodas de Caná. Jesús, por la insistencia de su madre, atenta a las necesidades de los que están a su alrededor, realiza su primer signo: ayuda a unos recién casados que se han quedado sin vino convirtiendo el agua en vino. ¡Y qué vino!

“Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.”

Esta es la clave. Jesús realiza signos para mostrar quién es y qué es lo que ofrece a quien decida seguirle: Amor, alegría, paz… por toda la eternidad. Jesús nos da el Espíritu, el verdadero vino nuevo que alegra y enamora en plenitud. Y con él nos da sus dones para ponerlos al servicio del bien común.

Estamos celebrando la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y también la Jornada Mundial de las Migraciones. Que como María estemos atentos a las necesidades de los demás; que ella interceda ante su Hijo para que podamos vivir unidos y alegres todos los que llamamos a Dios “Padre” y a Jesús “hermano” en compañía de todos los hombres y mujeres de la tierra.

Como en otras ocasiones te ofrecemos la hoja litúrgica “El Domingo” y este vídeo para ayudarte a vivir y celebrar la Eucaristía dominical.

WordPress theme: Kippis 1.15