Santa María, Templo del Espíritu Santo

Print Friendly, PDF & Email
Grupo de catecúmenos de Confirmación que participó en la novena

Grupo de catecúmenos de Confirmación que participó en la novena

Hemos celebrado el quinto día de la novena


El miércoles 3 de septiembre los jóvenes que se preparan para el sacramento de la Confirmación recibieron la medalla de la Virgen de Barbaño.

Un grupo de jóvenes de nuestra parroquia que próximamente recibirán el sacramento de la Confirmación participaron en la celebración de la eucaristía de este quinto día de la novena parroquial cuyo tema fue “Santa María, Templo del Espíritu Santo“. Acompañado por nuestros dos párrocos presidió la celebración D. Francisco José Andrades Ledo, quien durante casi un año fue párroco de nuestra parroquia y que actualmente es rector del Seminario, canónigo de la catedral y profesor universitario.


En su homilía, D. Francisco José agradeció la invitación a participar en la novena, compartiendo la eucaristía, la devoción a la Virgen de Barbaño, la alegría de compartir la fe y tuvo un recuerdo emocionado a los nueve meses que pasó en la parroquia.


Luego, a partir de los dos textos proclamados en la liturgia de la Palabra (el día de Pentecostés y la Anunciación; textos que tienen en común la presencia de María y la acción del Espíritu Santo) fue destacando que el Espíritu Santo es el que da a María y a los apóstoles  el ánimo y la fuerza para aceptar el plan de Dios (“¿Cómo se hará esto pues no conozco varón?” -Esto no es obra tuya; esto es obra de Dios; Dios te ha elegido) y para dar testimonio de Dios a todos los hombres con un lenguaje universal (había allí gentes de muchos pueblos y todos los entendían” -¿Qué idioma hablaban los apóstoles? El lenguaje de la vida, el lenguaje del amor, expresado con la peculiaridades de cada cual: compasión, cariño, perdón, búsqueda de la verdad…). Nosotros, para poder hacer lo mismo, tenemos que estar llenos de Dios, ser “templos del Espíritu Santo” ya que cada uno de nosotros somos también escogidos, llamados por Dios.


Dirigiéndose especialmente a los catecúmenos les dijo que tiene mucho sentido el participar en la novena ya que les hace tomar conciencia de la acción del Espíritu Santo que recibieron en el Bautismo y que recibirán plenamente en la Confirmación. Así, como María, también podrán decir “no conocemos varón” -somos poca cosa, no podemos- pero “hágase” ya que tienen la suerte de poder compartir la alegría de la fe y compartir el lenguaje del amor.


Que Santa María de Barbaño los presente ante el Padre y así sean capaces de dar testimonio de El en nuestro pueblo. Que la medalla de la Virgen que les fue impuesta sea para ellos un signo de esta realidad.


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: