El Espíritu Santo clama en nosotros ¡Abba, Padre!

Print Friendly, PDF & Email

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entregado el padrenuestro a los catecúmenos de Confirmación


El pasado jueves los catecúmenos de primer año del catecumenado de Confirmación recibieron el padrenuestro en la ermita de San Antonio.

En una sencilla celebración de la Palabra los chicos y chicas que se están preparando para recibir el sacramento de la Confirmación recibieron de manos de sus catequistas un pergamino con el texto de la oración que Jesús enseñó a sus discípulos, el padrenuestro.


Vosotros orad así:

“Padre nuestro que estás en el cielo,

santificado sea tu nombre,

venga a nosotros tu reino,

hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo,

danos hoy nuestro pan de cada día,

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal”. (Cf. Mt 6,9-13)

En su homilía D. Pedro Gómez, sacerdote encargado del catecumenado de Confirmación fue señalando las distintas peticiones que le hacemos a Dios Padre en esta oración y destacó la gran novedad que supuso que Jesucristo nos enseñara que Dios es padre, padre amoroso y cariñoso al que no sólo podemos llamar “Padre” si no más aún, “Abba” (“Papá, papaíto” que es la expresión que utilizan los niños pequeños para llamar a su padre).


Que el Espíritu Santo enviado por el Hijo clame en el corazón de estos catecúmenos y en el de todos nosotros ¡Abba, Padre! (Cf Gal 4,6).

 

WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: