Apúntate a luchar contra la pobreza

Print Friendly, PDF & Email

 

Campaña de Manos Unidas ¿Te apuntas?

El segundo viernes de febrero Manos Unidas nos invita a hacer una Jornada de Ayuno Voluntario para solidarizarnos con los que aún hoy tienen que ayunar todos los días por falta de medios.

Como todos los años desde hace 56 Manos Unidas celebra su “Campaña contra el hambre” con la doble finalidad de recaudar fondos para distintos proyectos de desarrollo a realizar en todo el mundo y la de sensibilizar a la población acerca de la pobreza y de la injusticia que sigue existiendo en el mundo y de cómo podemos colaborar a su erradicación.


Manos Unidas Manos Unidas es la Asociación de la Iglesia Católica en España para la ayuda, promoción y desarrollo del Tercer Mundo. Es, a su vez, una Organización No Gubernamental para el Desarrollo, (ONGD), de voluntarios, católica y seglar y su labor la realiza durante todo el año como puedes ver en su página web: www.manosunidas.org


El dinero que se recoja en las colectas que se hagan en las parroquias y en otras actividades e iniciativas que se desarrollen en el arciprestazgo irán a financiar la segunda fase de una escuela de enfermería en un slum de Nairobi, la capital de Kenia. A continuación te explicamos con más detalle en qué consiste.


En nuestra parroquia la colecta se realizará

el domingo 15 de febrero

Logotipo de Manos Unidas, Campaña Contra el Hambre.


Proyecto a financiar por el arciprestazgo de Montijo: Escuela de Enfermería en Kenia

Kasarani está situado en Nairobi, la capial de Kenia,  entre cuatro grandes slums: Mwiki, Mathare, Githurai y Zimmerman con una población aproximada de 800.000 habitantes que malviven con menos de un dolar y sin ninguna infraestructura básica. El deplorable sistema de alcantarillado y el hacinamiento provocan el incremento de enfermedades como malaria, tifus, tuberculosis y muchas otras.


(un “slum” es un asentamiento urbano, densamente poblado, con infraviviendas y con carencia de servicios básicos: luz, agua,  alcantarillado, etc.)


La tasa de paro es del 40% aunque algunos hombres se emplean en trabajos de albañilería o en la destilería ilegal. Las niñas se emplean en el servicio doméstico por un salario mínimo de 20 euros al mes. Muchas de ellas son sexualmente agredidas por sus jefes, otras se quedan embarazadas y acaban siendo madres solteras. Algunas encuentran en la prostitución la única vía para poder alimentar a sus hijos y pagar la renta.

Esta situación familiar obliga a muchos niños a lanzarse a la calle, donde pasan el tiempo pidiendo limosna y en algunos casos enganchados a las drogas.

La pobreza y los comportamientos de riesgo en materia sexual han disparado la tasa de casos de infectados de VIH/SIDA. Culturalmente muchos siguen enraizados en prácticas ancestrales que dificultan la aceptación de acudir al hospital para tratarse.Las mujeres parturientas son atendidas en casa con una falta total de higiene y asepsia.


Gran parte de los habitantes de Kasarani son atendidos en el hospital comunitario de St. Francis, que fue construido en el año 2002 bajo los auspicios y gestión de la Congregación LSOF (Litle Sisters of St. Francis) y con la financiación de Manos Unidas. Atiende una media de 800 pacientes externos al día y 5.600 pacientes internos al mes pero en la actualidad se ve desbordado por la falta de personal cualificado para dar el servicio que los pacientes necesitan. En Kenia sólo existen 28 escuelas de enfermería que forman aproximadamente a 840 alumnos al año, existiendo un déficit enorme de enfermeros titulados.


En el año 2011 se solicitó a Manos Unidas colaboración para para la construcción de una escuela de enfermería anexa al hospital comunitario de St. Francis para la formación de enfermeros y para ofrecer a los jóvenes un futuro profesional. La primera fase de cuatro, consistente en la construcción de un edificio con 6 aulas y otro de tres aulas, biblioteca y aula de prácticas, se ha realizado con éxito en el 2012.


La primera fase de de la construcción de la escuela de enfermería fue financiada con la ayuda del arciprestazgo de Montijo, entre otros.


Ahora solicitan nuestra colaboración para la construcción de la segunda fase que consiste en: la construcción de una oficina de administración, red de alcantarillado, sistema de drenaje y de una fosa séptica.

La colaboración local que afecta a todo el proyecto (4 fases) consiste en: la aportación del terreno, perteneciente a la Congregación; trabajo voluntario de las hermanas enfermeras que trabajan en el hospital; en la financiación, en la construcción y en el trabajo del arquitecto. En esta segunda fase el socio local aportará financiación para la construcción.


La escuela beneficiará directamente a 300 jóvenes e indirectamente a toda la comunidad, unas 800.000 personas.

La solicitud presentada a Manos Unidas es para el proyecto: Ampliación. Construcción Escuela de Enfermería” que se va a financiar con 67.164,00 euros. 

Al frente del proyecto está Sr. Annastacia Ndungwa Malila, Little Sisterss of St. Francis.

El proyecto tiene una duración de 12 meses.


Manos Unidas trabaja teniendo muy presente el axioma de “dar la caña y enseñar a pescar en vez de dar el pescado”. En los proyectos que financia siempre se exige que haya una persona en el lugar en el que se va a realizar el proyecto que se responsabilice de su buen desarrollo y que los beneficiarios del mismo aporten también algo al proyecto: mano de obra, materiales, terrenos, etc…  De este modo se van poniendo los cimientos para un progresivo desarrollo integral.


A continuación puedes leer la carta de agradecimiento que mandó la responsable del proyecto por la ayuda prestada para la construcción de la primera fase de la Escuela de Enfermería y que se hizo realidad con ayuda de las aportaciones de nuestro arciprestazgo.


Carta de la responsable de la Escuela de Enfermería

Estimados amigos de la Ciudad de Badajoz,


Os escribimos llenos de gratitud y agradeciendo muy sinceramente vuestra gran ayuda y soporte para nuestro proyecto “Escuela de Enfermería St. Francis”, la cual ni existiría si no fuese por la ayuda de Manos Unidas. Le damos gracias a Dios por toda le gente de Badajoz que ha contribuido generosamente para conseguir el éxito de este proyecto.


Con vuestros fondos se está ayudando a construir el edificio de Administración de la Escuela de Enfermería.


Estamos felices por el gran trabajo de Manos Unidas y su contribución a nuestro proyecto. Vuestra generosidad siempre ayudará a las personas más necesitadas para poder estudiar en esta Escuela, dándoles un futuro y una carrera profesional la cual ayudará a erradicar la pobreza en nuestro país. Los enfermos de la zona de Kasarani serán atendidos por esas enfermeras, las cuales también escucharán sus llantos, especialmente los de aquellos que no tienen nadie que les cuiden.


La gran recompensa para nosotros será ver el éxito de esta Escuela de Enfermería alcanzando sus objetivos. Y siempre rezaremos para que Dios bendiga y recompense a todos los que han ayudado para ello.


Siempre seréis todos bienvenidos a Kenia a visitar y ver con vuestros propios ojos el trabajo que estamos haciendo.


Que Dios os bendiga.


Annastacia Ndungwa Malila

Responsable de la Escuela de Enfermería

WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: