Un justo homenaje para un hombre bueno, Don Andrés.

Print Friendly, PDF & Email

 

Foto de D. Andrés Romero

D. Andrés Romero Sánchez

El Domingo celebramos sus Bodas de Oro sacerdotales


El domingo 3 de abril dimos gracias a Dios por los cincuenta años de sacerdocio de Don Andrés.


A lo largo del camino de nuestra vida todas las personas vamos viviendo experiencias que tienen un significado especial para nosotros. Son como los mojones o los puntos kilométricos de la carretera por la que vamos que nos señalan de donde venimos, donde estamos y hacia dónde vamos. Algunos los tenemos guardados en el saco de los recuerdos; sabemos que están ahí, los sacamos de vez en cuando con mucho cariño pero no sabríamos precisar cuándo o cómo ocurrieron exactamente.

Otros, en cambio, son tan significativos que difícilmente podemos olvidarlos y hasta los festejamos anualmente, El día de nuestro nacimiento, que recordamos en cada cumpleaños; el aniversario de la boda para un matrimonio; la fecha de la consagración de una monja o el día de la ordenación sacerdotal para un cura.


Estos hitos vitales que recordamos año a año nos gusta señalarlos de un modo especial cuando han transcurrido 5, 10, 25, 50 … años. Y hasta tienen un nombre peculiar: “Bodas de Plata” para los 25 años, “Bodas de Oro” para los 50 …


Bodas-Oro-Andres


Nuestro párroco Andres Romero Sánchez, “Don Andrés”, como le conocemos todos, ha tenido recientemente un hito significativo en su vida. El sábado 26 de marzo, Sábado Santo, se cumplieron 50 años de su ordenación sacerdotal. Fueron sus Bodas de Oro Sacerdotales.


Don Andrés fue ordenado sacerdote por el obispo D. Doroteo Fernández y Fernández el 26 de marzo de 1966 en la parroquia de San Juan Bautista de Badajoz.


Bodas-oro-Andres-1

El templo se llenó para la celebración de la Eucaristía


Una fecha tan señalada había que celebrarla como se merece. Dar gracias a Dios, eso lo primero, y también a quien durante este tiempo nos ha servido a todos desde su ministerio sacerdotal.

Por eso el pasado domingo por la tarde celebramos una Eucaristía solemne para dar gracias a Dios por el ministerio sacerdotal y el de Don Andrés en particular. En ella no sólo estuvimos los sacerdotes y fieles de Montijo sino que se sumaron sacerdotes y fieles de nuestro Arciprestazgo, de su pueblo natal -San Pedro de Mérida- y de otros pueblos en los que ha ejercido su ministerio: Oliva de la Frontera, Lobón, Guadajira, Barbaño… Todos, amigos y familiares, quisimos acompañarle en este día y no le quedó más remedio que seguir siendo humilde y “dejarse querer” como él mismo dijo.


Amor con amor se paga, dice el refrán popular.


Y si algo ha ido dejando a su paso Don Andrés es la huella de su amor y de su entrega. Amor y entrega que quisimos agradecer al Señor en la Eucaristía.


Bodas-Oro-Andres

Don Andrés durante la celebración de la Eucaristía

¡Qué gozo escuchar a la asamblea cantar y alabar al Señor con una sola voz!


Este mismo amor suyo quisimos mostrarle a Don Andrés con los regalos que se le entregaron, con las palabras que se le dijeron, con la comida que compartimos o con la presentación audiovisual que elaboramos para él con imágenes de toda su vida y los boleros de Los Panchos que tanto le gustan.


Al finalizar la Eucaristía proseguimos la celebración con un ágape fraterno en los salones de la antigua Biblioteca compartiendo la comida aportada entre todos. Durante el mismo se proyecto el montaje audiovisual.

Agradecemos al Excmo. Ayuntamiento de Montijo la cesión de estas instalaciones y las facilidades dadas para la organización.


Proyectando el montaje audiovisual

Proyectando el montaje audiovisual


Tomamos prestadas las palabras de Javi, el niño que leyó la carta en nombre de todos los niños de la catequesis de poscomunión y le decimos:

¡Ojalá sigamos teniéndole otros cincuenta años con nosotros!.


¡MUCHAS GRACIAS, DON ANDRES!



Tanto si tuviste la suerte de estar el domingo acompañando a D. Andrés como si no te dejamos a continuación las intervenciones que le hicieron distintos miembros de las comunidades parroquiales de Montijo, Oliva de la Frontera, y Lobón como homenaje y agradecimiento en nombre de todos.

También puedes descargar la entrevista que se ha publicado en el periódico Crónicas de un Pueblo



Fotografías: José Antonio Martín, José Manuel Lavado y Pablo Iglesias

WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: