Santa María del Cenáculo

Print Friendly, PDF & Email
Grupo de niños y catequistas que participaron en la novena

Grupo de niños y catequistas que participaron en la novena

 Hemos celebrado el cuarto día de la novena

El pasado martes los niños que han hecho su Primera Comunión este año participaron en la Novena Parroquial.

Los niños que este año recibieron por primera a Jesús-Eucaristía fueron convocados a esta celebración especial en torno a Santa María de Barbaño. Presidió la celebración D. Pedro Gómez.

Los niños alrededor del sacerdote escuchando la homilía

Los niños alrededor del sacerdote escuchando la homilía


Igual que acostumbra a hacer en las celebraciones de la Primera Comunión durante la homilía D. Pedro colocó en las escaleras del presbiterio con todos los niños sentados a su alrededor para poder dirigirles mejor la palabra. De este modo les recordó que la catequesis que han seguido durante dos años para prepararse para recibir el cuerpo de Jesús no termina hasta el día 8 de septiembre, día en que celebramos la fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen, algo así como el cumpleaños de “aquella que ya no cumple más años porque vive para siempre” y gracias a la cual nos vino el Salvador. Celebramos su fiesta porque desde que Jesús desde la cruz nos la entregó como madre ella es protectora e intercesora nuestra que nos cuida y nos defiende del demonio.

Las catequistas con las insignia para su bendición

Las catequistas con las insignia para su bendición


Durante la novena parroquial nos preparamos para celebrar la gran fiesta de nuestra madre, la Virgen y la parroquia convoca de un modo especial a todos aquellos fieles que han vivido algún momento importante durante este año. En el caso de los niños que han hecho su primera comunión en este día se les invita a que tomen conciencia de lo mucho que tenemos que querer a a la Virgen María. La insignia de la Virgen que sus catequistas les entregaron en nombre de la parroquia es un pequeño signo que tiene que manifestar que “yo soy cristiano de Montijo; yo amo a la Virgen”. Pero el haber hecho la primera comunión, el llevar la insignia de la Virgen no sirve de nada si dejo de ser amigo de Jesús, si dejo de celebrar los sacramentos y de vivir como él quiere que vivamos. La Virgen nos enseña a hacer siempre lo que Jesús dice.

WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: