¿Sabes la receta para no atragantarte con la comida? Usa las manos.

Print Friendly, PDF & Email

Hay problemas para los que tenemos la solución al alcance de la mano. Es una receta sencilla pero hace falta meterse en harina para que de resultado. ¿Quieres saber de qué se trata?


Los que saben de alimentación recomiendan apagar la tele mientras se come. Sin embargo es una costumbre muy arraigada eso de comer “viendo el parte” lo que hace que más de una vez  nos atragantemos. Pero no porque, distraídos, metamos en la boca un bocado más grande del que podamos tragar. No nos referimos a eso.


Nos estamos refiriendo a esas veces en que se nos encoge el corazón, se nos revuelven las tripas, y nos ponen un tapón en la garganta atado con un nudo tan fuerte que no podemos seguir comiendo. Son esas veces en que salen las imágenes de niños desnutridos, hambrientos, familias y pueblos enteros que no tienen nada que llevarse a la boca. ¡Y nos las enseñan justo a la hora de comer! ¡No hay derecho!

Así no hay quien pueda comer con tranquilidad.


Ante esta situación tienes dos posibilidades.


Puedes apagar la tele o cambiar de canal, tú te quedarás tranquilo y podrás seguir comiendo sin que se te atragante la comida. Pero la realidad de ese niño desnutrido, de esa familia con la despensa vacía, de ese pueblo sin esperanza seguirá siendo la misma.


O puedes usar las manos. Y la cabeza. Y el corazón. En orden inverso. Y ayudar a transformar su realidad y devolverles la esperanza.


Puedes tener un corazón de carne, sensible ante el sufrimiento del hermano, ya viva a tu lado, ya viva en el rincón más alejado de la tierra.


Puedes pensar, leer, reflexionar y ver de qué modo te puedes comprometer para ayudarlos, para hacer que cambie su situación.


Puedes usar las manos para abrir tu cartera y hacer un donativo económico o, mejor aún, para hacerte socio de alguna ONG que luche contra el hambre y a favor del desarrollo humano.


Puedes comprometerte y  colaborar con MANOS UNIDAS.






¿Por qué comprometerse y colaborar con Manos Unidas?

Podríamos dar muchas razones y cada cual tendrá las suyas.


Por destacar algunas te diremos que Manos Unidas es una ONG católica de desarrollo que nació en 1959 a partir de un grupo de mujeres de Acción Católica que unieron sus manos para luchar contra el hambre.

(Puedes conocer más acerca de su historia pinchando AQUÍ.  Y pinchando AQUÍ sabrás los valores que les mueve y que promueven.)


Manos Unidas lleva  por tanto 58 años trabajando por el desarrollo humano y la erradicación del hambre. Su experiencia y trayectoria es un buen aval y una garantía.


La ayuda llega. De verdad. Te puedes fiar. Para cada proyecto que se financia, Manos Unidas realiza un estudio previo que garantice la veracidad, la viabilidad y la continuidad del mismo. Se aseguran de que haya una persona al frente del proyecto donde se vaya a ejecutar y se realizan visitas con frecuencia para comprobar de primera mano el resultado final de lo realizado. La ayuda de Manos Unidas beneficia a personas concretas, con cara, nombre y apellidos.


Otra razón es que Manos Unidas no sólo da el pez, también da la caña y enseña a pescar. Muchos de los proyectos que se aprueban y financian cada año son de educación, agricultura, agua potable, sociosanitarios… Además, los beneficiarios de la ayuda siempre tienen que aportar algo –una pequeña parte del dinero; materiales, terrenos, trabajo…-. De este modo se dignifica la ayuda, las personas valoran más lo obtenido y el mismo proceso de trabajo comunitario se convierte en el fruto de un futuro mejor para todos.


Una razón más es que Manos Unidas es transparente. Tiene una auditoría anual de sus cuentas por una agencia externa y a través de sus publicaciones y de su web informa a socios, donantes y a cualquier persona interesada de todo lo que hace, de cómo lo hace y en qué emplea hasta el último céntimo que recibe.


Por eso no te vamos a dar más razones y te invitamos a que compruebes por ti mismo todo esto que te estamos contando.

Pincha aquí para ir a la web de Manos Unidas.



¿Y cómo puedo colaborar yo?

Pues como dice el lema de la campaña de este año, comprometiéndote.


cabecera58


Lo mejor es hacerte socio de Manos Unidas si todavía no lo eres. Si ya lo eres puedes subir un poco tu cuota. De este modo tendrán más recursos para sus proyectos de desarrollo.


También puedes colaborar a financiar el proyecto que hemos asumido los arciprestazgos de Montijo y de Olivenza. Se trata de un proyecto de desarrollo integral para la comunidad Musahar de la India con el que se pretende conseguir mejorar la educación de su población, sobre todo de las niñas, y su autonomía y desarrollo en el futuro.

Puedes conocer más detalles acerca de este proyecto pinchando aquí.


Las colectas que se realicen en las misas de este domingo se destinarán íntegramente para este fin.


Y no menos importante es la sensibilización. Cuantas veces nos mantenemos pasivos por no ser conscientes de la realidad. Esa es la razón por la que Manos Unidas realiza numerosos eventos, edita publicaciones, elabora materiales… y esa es la razón por la que el segundo viernes del mes de febrero nos invita a una jornada de ayuno voluntario. Para que podamos experimentar si quiera un día cómo se siente una persona que pasa necesidad, que pasa hambre, y solidarizarnos con ella.


Usa las manos. Únete a Manos Unidas.



Que seamos, Señor, manos unidas

en oración y en el don.

Unidas a tus Manos en las del Padre,

unidas a las alas fecundas del Espíritu,

unidas a las manos de los pobres.

Manos del Evangelio,

sembradoras de Vida,

lámparas de Esperanza,

vuelos de Paz.

Unidas a tus Manos solidarias,

partiendo el Pan de todos.

Unidas a tus Manos traspasadas

en las cruces del mundo.

Unidas a tus Manos ya gloriosas de Pascua.

Manos abiertas, sin fronteras,

hasta donde haya manos.

Capaces de estrechar el Mundo entero,

fieles al Tercer Mundo,

siendo fieles al Reino.

Tensas en la pasión por la Justicia,

tiernas en el Amor.

Manos que dan lo que reciben,

en la gratuidad multiplicada,

siempre más manos,

siempre más unidas.

Pedro Casaldáliga


¡Atrévete a sentir, atrévete a vivir!  ¡Comprométete!


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: