Nuevos testigos de la Fe

Print Friendly, PDF & Email

Grupo de confirmados 2013 en Montijo

 

57 catecúmenos recibieron

el Sacramento de la Confirmación


El pasado domingo 57 catecúmenos de las parroquias de San Gregorio Ostiense y San Pedro Apóstol de Montijo y de San José Obrero de Lácara, la mayoría jóvenes, recibieron el Sacramento de la Confirmación de manos de D. Manuel Ruiz Durán, vicario episcopal de la Vicaría V (Vegas Bajas-Sierra San Pedro). Nuestro Arzobispo, D. Santiago García Aracil, no pudo estar presente por tener que asistir a la reunión del plenario de la Conferencia Episcopal.

Manuel Ruiz DuránA las 19:30 h., con el templo lleno de fieles, dio comienzo la celebración de la eucaristía dominical en el curso de la cual se administró el Sacramento de la Confirmación al grupo de catecúmenos. Durante su homilía D. Manuel invitó a dar gracias a Dios por el don de la fe, justo cuando está a punto de acabarse el “Año de la Fe” y cuando se celebra el Día de la Iglesia Diocesana. Fe que es un don del Amor de Dios, que nos llega por mediaciones humanas: padres, abuelos, catequistas… “testigos de la fe”.


Tres ideas principales de la homilía

Tres fueron las ideas que D. Manuel quiso transmitirles a los catecúmenos y a todos los fieles:

  1. Debemos dejar que el Espíritu entre en nuestro corazón. Debemos abrirnos a la novedad de Dios. Cada día somos hombres nuevos animados por el Espíritu de Dios.
  2. La vida de fe no es fácil. El cristiano sufre la persecución de los que están en contra de Jesucristo. Hay que decir Si a Cristo y Sí a su Evangelio, con seriedad, “sin descafeinar la Fe”, como dice el Papa Francisco.
  3. Firmes en la Fe. Para eso necesitamos conocer a Dios más a fondo con la ayuda del Espíritu Santo, vivir las virtudes teologales y obtener los frutos espirituales. Necesitamos hablar de Dios y que nos hablen de Dios.


oleos@blogparroquia (2)Que la Santísima Virgen María y Santa Eulalia de Mérida, modelos de vida de fe para los creyentes ayuden a estos nuevos confirmados, y nos ayuden a todos nosotros, a vivir nuestra fe no de modo individualista sino de forma personal y comunitaria, insertados en nuestra comunidad parroquial y en comunión con nuestro obispo y toda la Iglesia universal.




WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: