Novena parroquial: Santa María, templo del Espíritu Santo

Print Friendly, PDF & Email

Cuarto día de la Novena parroquial: dedicado a los catecúmenos que van a recibir el Sacramento de la Confirmación


novena-confirmandos-2013@blogparroquia

Presidió la celebración D. Luis Manuel Romero Sánchez


Poco a poco nos acercamos al ecuador de la Novena parroquial. Este cuarto día de la novena ha estado dedicado a los jóvenes que recibirán durante este curso el Sacramento de la Confirmación. La Eucaristía, como todos los días de la Novena, fue concelebrada por nuestros dos párrocos y en esta ocasión fue presidida por D. Luis Manuel Romero Sánchezpárroco de la parroquia de san Miguel Arcángel de Alvarado. Actualmente es el delegado episcopal de pastoral universitaria, director del Instituto de ciencias religiosas, profesor en la Universidad de Extremadura y en el Centro Superior de Estudios Teológicos.


Durante la Eucaristía los jóvenes que se van a confirmar participaron activamente en distintos momentos de la misma: acólitos, lecturas, preces, ofrendas…, recibieron una bendición especial y se les invitó especialmente a ser apóstoles, testigos de Dios en el mundo, en medio de los jóvenes con los que se relacionan en su vida. Se les recordó las palabras del Papa Francisco en la JMJ de Río de Janeiro: “Salgan afuera y hagan ruido”. Que se note que son cristianos, seguidores alegres de Jesucristo y su Evangelio.


Como recuerdo de este día sus catequistas les impusieron la medalla de la Hermandad de la Virgen de Barbaño.



Alégrate, María, Templo del Espíritu Santo.

Alégrate, primera discípula de la Sabiduría de Dios,

que por ti viene a visitar la tierra …

Alégrate, María, que sales de ti misma,

hecha morada de Dios para ir hacia el prójimo,

enséñanos a dejar entrar en nosotros

al Dios oculto que llama a nuestra puerta;

enséñanos a partir así, habitados por Dios como tú,

hacia el prójimo necesitado …

Vas con prisa porque el amor te llena de alegría.

Corres, transportada por el mismo a quien llevas,

presurosa por ofrecer al mundo

el fruto bendito de tu vientre ….

Concédenos partir cada día a toda prisa

al servicio del prójimo.

Ayúdanos a llevar a Jesucristo en un alma que canta

para que salte de alegría el mundo en que vivimos,

porque por nosotros estos días,

como por ti en aquellos

Dios quiere visitar la tierra.

Pide a tu Hijo,

que vive y reina por los siglos de los siglos,

que en todos nosotros se realicen plenamente

los designios del Padre.   Amén.


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: