La COMUNION fuente de la CORRESPONSABILIDAD. Encuentro arciprestal de Consejos de Pastoral

Print Friendly, PDF & Email

 

Asistentes al encuentro arciprestal de Consejos de Pastoral

Poco a poco vamos dando pasos para ir creciendo en comunión como establece el objetivo para este año del Plan Pastoral Diocesano. Uno de estos pasos ha sido el encuentro arciprestal de Consejos de Pastoral parroquial celebrado el sábado 18 de marzo en la Casa de la Iglesia de Montijo.


Miembros de los Consejos de Pastoral de las parroquias del arciprestazgo de Montijo se reunieron en la mañana del sábado en la Casa de la Iglesia de Montijo para reflexionar acerca de la comunión como fuente de la corresponsabilidad eclesial.


Ese fue el tema escogido por Francisco José Andrades Ledo -al que todos conocemos porque fue nuestro párroco hace algunos años- que fue el encargado de dirigir el trabajo de los asistentes.


Partiendo del Credo, en el que descubrimos la comunión trinitaria, fuente y origen de la comunión humana y eclesial, Andrades Ledo fue presentando las distintas imágenes de la Iglesia que hablan de esta comunión: Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo, Templo del Espíritu Santo… para llegar a concluir, apoyado en las enseñanzas del ConcilioVaticano II, que la Iglesia es comunión y está llamada a vivir la comunión.


Esta vida comunitaria de la Iglesia, de todos los bautizados que formamos parte de ella, tiene que realizarse hacia fuera de la propia Iglesia, con el mundo,  con las otras religiones, con las otras iglesias cristianas.


Y tiene que realizarse hacia dentro de la Iglesia, viviendo la CORRESPONSABILIDAD en la COMUNIÓN. Para prestar el servicio que el mundo necesita que no es otro que el que pueda llegar de un modo eficaz la Buena Noticia del Evangelio a toda la tierra para que a todos alcance la salvación de Dios.


Todos los bautizados somos, tenemos que ser, CORRESPONSABLES. Pero eso no significa que tengamos que estar siempre encerrados en la Iglesia, cayendo en el activismo eclesial o pensando que nuestra labor es descargar de trabajo al sacerdote.


No. Eso no es ser corresponsable.


Ser corresponsable es:

  • Asumir la misión de la Iglesia como responsabilidad propia. Todos tenemos el derecho y el deber de anunciar el Evangelio.
  • Entender la vida vocacionalmente. Todos estamos llamados para una misión que se inicia, igual que la de Jesús, con nuestro bautismo.
  • Realizar el apostolado no solo en la Iglesia, sino también (y principalmente) en los ambientes donde se desarrolla la vida de cada uno. Esta es la labor principal de los laicos.


Después de un pequeño descanso el encuentro prosiguió con el trabajo en pequeños grupos reflexionando acerca de lo expuesto por Francisco José.


Tras el trabajo se hizo una puesta en común de lo reflexionado en los grupos y finalizó el encuentro compartiendo la comida entre los asistentes.


Este encuentro ha sido una experiencia enriquecedora para todos cuantos han participado en él. Para que tú también puedas ir creciendo en tu sentido comunitario te invitamos a que escuches y medites la conocida canción de Cesáreo Gabarain, “Iglesia Peregrina”, que recoge muchos de los aspectos tratados en esta reunión.


Que lo disfrutes.


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: