Hoja litúrgica Domingo de Pentecostés. Ciclo B. 2018

Print Friendly, PDF & Email

Celebramos la Solemenidad de Pentecostés. Deja que el Espíritu Santo habite en ti y anime todo tu ser.


Qué poco nos damos cuenta de su presencia y qué importante es para nosotros. Como el aire que respiramos, notamos más cuando nos falta -y lo echamos de menos- que cuando lo tenemos con nosotros.


Porque el Espíritu Santo es como el edredón de plumas en una noche de invierno o el aire acondicionado en el bochorno del verano.


Es eso y muchas cosas más que se entienden mejor desde la poesía y con el corazón. Por eso te invitamos a que hagas un momento de oración con esta versión cantada de la secuencia de Pentecostés:



Bonita ¿verdad? Aunque si lo que quieres es saber más acerca de lo que hace el Espíritu Santo en nosotros te invitamos a que leas este artículo que publicamos en nuestra web acerca de los 7 dones y los 9 frutos del Espíritu Santo.


Los 7 dones y los 9 frutos del Espíritu Santo


Pincha para descargar la hoja litúrgica


Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar

El Domingo de Pentecostés se celebra la Jornada del Apostolado Seglar. Este año el lema escogido es Discípulos misioneros de Cristo, Iglesia en el mundo.

Te invitamos a que veas todos los materiales elaborados para esta Jornada pinchando AQUI.


Memoria “María, Madre de la Iglesia”

Este año, por deseo del Papa Francisco, se incorpora una nueva memoria obligatoria en el calendario litúrgico universal: María, Madre de la Iglesia. Mañana se celebrará por primera vez en toda la Iglesia ya que el Papa ha dispuesto que se celebre el lunes siguiente al domingo de Pentecostés.


El Sumo Pontífice Francisco, considerando atentamente que la promoción de esta devoción puede incrementar el sentido materno de la Iglesia en los Pastores, en los religiosos y en los fieles, así como la genuina piedad mariana, ha establecido que la memoria de la bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, sea inscrita en el Calendario Romano el lunes después de Pentecostés y sea celebrada cada año.

Esta celebración nos ayudará a recordar que el crecimiento de la vida cristiana, debe fundamentarse en el misterio de la Cruz, en la ofrenda de Cristo en el banquete eucarístico, y en la Virgen oferente, Madre del Redentor y de los redimidos.

(Del Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos)



Si te interesa puedes ver la noticia de Aciprensa que incluye el Decreto completo.


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: