Hoja litúrgica domingo 5 Tiempo Ordinario. Ciclo B 2018

Print Friendly, PDF & Email

El Domingo es el Día del Señor. Pero ¿te has preguntado cómo era un día de Jesús durante su vida pública?. Sigue leyendo que te lo contamos.


En el pasaje del evangelio de Marcos que se lee este domingo, continuación del que se leyó el pasado domingo y junto con éste, podemos descubrir qué es lo que hacía Jesús en una jornada de su vida pública. Es lo que se conoce como Jornada de Cafarnaúm.


Vemos como Jesús un sábado por la mañana va a la sinagoga; luego va a casa de Simón; al atardecer atiende a los enfermos en la calle y de madrugada se retira a un lugar solitario para orar.

(pincha aquí para leer una bonita reflexión que te ayudará a organizar tu jornada cotidiana)


Con esta actividad cotidiana de Jesús descubrimos que el Reino de Dios se va extendiendo -tiene que extenderse-a todos los sitios, llegar hasta donde hace falta la presencia sanadora de Jesús: en los templos, en la calle, en las casas. Hoy vemos como Jesús entra en la casa de Simón y cura a su suegra.


Estar enfermo significa estar cerrado en sí mismo, ser incapaz de servir. Por eso la suegra de Simón en cuanto es curada se pone a servirlo a El y a los apóstoles. Muestra así su gratitud hacia Jesús por el don que le ha hecho.


La Jornada de Jesús es intensa. Hay mucha tarea que hacer, no hay tiempo para todo pero Jesús siempre encuentra tiempo para lo más importante: para orar, para tener un encuentro personal con su Padre Dios, que le permitirá descubrir y cumplir con su voluntad.


¿Cómo es tu vida de oración? ¿Tiene un hueco importante en tu jornada diaria?


Que aprendamos de Jesús como vivir cada día con un espíritu alegre y evangélico.


Pincha para descargar la hoja litúrgica


Nuestra recomendación web: las dominicas de Lerma

Ayer se celebró la Jornada Mundial de la Vida Consagrada lo que nos ha inspirado para proponerte una visita a la web de las monjas dominicas de Lerma (Burgos).


Si te das un paseo por su web verás una comunidad alegre y moderna que además tiene la suerte de contar con vocaciones jóvenes en los tiempos que corren. Ellas mismas te cuentan cómo es su vida en el convento, qué hacen, qué sienten, cómo lo hacen, siempre con una sonrisa en la cara.

Las verás, porque no se esconden tras la reja, y muestran fotos y vídeos con la sencillez y naturalidad de quien se sabe amada por Dios y se deja amar por Él.


Tienen mucho y bueno que ofrecer las dominicas de Lerma a través de su web, ¡hasta trucos de magia! que a los que siguen a Cristo todo les sirve para el bien.


De cuanto tienen queremos destacar el Reto de Amor.

“El Reto del Amor es un desafío a amar en el día, en tus circunstancias —explica sor Leticia—. Da igual que seas monja de clausura, o padre de familia, o estudiante… Todos estamos llamados a lo mismo, que es al amor, pero esto sólo un hombre puede enseñarnos a vivirlo: Cristo. Para vivir desde el amor, primero lo tienes que recibir de Cristo, luego lo podrás dar.”


Se trata de una pequeña reflexión extraída de la vida cotidiana que se transforma en eso, en un pequeño reto para seguir avanzando en el amor a Dios y a los hermanos. Cada mañana muchas personas reciben esta reflexión en su teléfono móvil porque, como ellas dicen, Cristo también utiliza whastapp. Si estás interesado en recibirlo en su web te explican cómo hacerlo.


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: