Hoja litúrgica domingo 4 Tiempo Ordinario ciclo B 2018

Print Friendly, PDF & Email

Jesús comienza a enseñar quién es y a qué venido a la tierra: a traer la salvación y la liberación de parte de Dios. De palabra y con obras muestra su autoridad. El domingo se celebra la Jornada de la Infancia Misionera.


“entró Jesús en la sinagoga (de Cafarnaún) a enseñar; estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad y no como los escribas.”

“Una enseñanza nueva expuesta con autoridad es nuevo”.


El Evangelio de este domingo nos muestra a Jesús “enseñando con autoridad”. Pero ¿Qué significa “Autoridad”? ¿De dónde proviene este palabra?


En un artículo de José Antonio San Martín en el boletín salesiano (puedes disfrutar del artículo completo pinchando aquí) encontramos el origen y el significado de la palabra “autoridad”


Etimología de la palabra autoridad

La etimología de esta palabra es esclarecedora. Viene del latín auctoritas, pero, a su vez, esta proviene de auctor (autor), cuya raíz latina es augere. La raíz indoeuropea del verbo latino augere es “aug” que equivale a aumentar, hacer crecer, magnificar. Este verbo dio lugar en latín y castellano a varias palabras como auge, augur, augurio, aumentar, autor, autoridad. Según esto el autor no es necesariamente quien crea, sino aquel que hace que algo crezca y prospere. Por eso, es una falta de respeto a los romanos reducir la palabra autoridad al poder que tiene un padre o madre, un profesor… sobre aquellos que tiene bajo su potestad. Es mucho más. Es hacer que las personas crezcan y prosperen, orientados por los padres o el maestro. Quizá me diréis ¿y eso vale para algo? Pues, ciertamente, sí. La autoridad es una cualidad creadora de la persona humana. En sentido moral o psicológico señala el modo de ser de una persona que suscita seguimiento en los valores que propone. El que tiene autoridad no destruye al otro (autoritarismo) sino que desde su experiencia la ayuda a crecer.


Lee despacio el texto y contempla las palabras y los gestos de Jesús a lo largo de todo el Evangelio. Comprobarás como en Jesús se cumple todo esto. Jesús enseñaba con autoridad.


Que sepamos seguir a este Maestro que nos hace crecer y desarrollarnos como personas y lo tomemos como modelo cuando seamos nosotros los responsables de educar.  A por ello.


Pincha para descargar la hoja litúrgica


Jornada de la Infancia Misionera

Este domingo se celebra la Jornada de la Infancia Misionera que este año tiene por lema “Atrévete a ser misionero”.


Protagonistas

Infancia Misionera es una iniciativa de evangelización y solidaridad única, porque no es solo “para” los niños, sino “de” los niños. Ellos “viven con alegría el don de la fe y rezan para que la luz de Jesús llegue a todos los niños del mundo”.


Misión

Esta Obra Pontificia contribuye a formar “niños abiertos, testigos de la ternura de Dios y anunciadores del Evangelio”. Niños y niñas que, con su oración y ayuda económica, transforman la vida de los pequeños del mundo que más lo necesitan.


Jornada

Es el cuarto domingo de enero. Esta vez se invita a los niños a ser valientes para contribuir a crear un mundo de hermanos: “No tengas miedo, confía en Jesús, ten la seguridad de que Él está cerca de ti, y te dará la fuerza para vivir como Él quiere”.


Mensaje

“Atreveos a ir contracorriente; atreveos también a ser felices”, dice el Papa Francisco. “Pidamos a nuestra Madre que nos acompañe en nuestro camino, para que seamos siempre misioneros que llevemos la luz y la alegría del Evangelio a todos”.


El texto anterior está tomado del tríptico informativo de la Jornada de la Infancia Misionera de este año. Te invitamos a que conozcas los materiales que OMP ha editado para esta Jornada, sobre todo si eres catequista o trabajas con niños.


PINCHA AQUÍ PARA ACCEDER A LOS MATERIALES DE LA INFANCIA MISIONERA



Jornada Mundial de la Vida Consagrada

El viernes 2 de febrero, fiesta de La Presentación del Señor, se celebrará la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Esta Jornada fue instituida por el Papa Juan Pablo II en 1997. Dejemos que sea el mismo Papa el que nos explique por qué decidió instaurar esta Jornada:

  • La finalidad de dicha jornada es por tanto triple: en primer lugar, responde a la íntima necesidad de alabar más solemnemente al Señor y darle gracias por el gran don de la vida consagrada que enriquece y alegra a la comunidad cristiana con la multiplicidad de sus carismas y con los edificantes frutos de tantas vidas consagradas totalmente a la causa del Reino.

  • En segundo lugar, esta Jornada tiene como finalidad promover en todo el pueblo de Dios el conocimiento y la estima de la vida consagrada.

  • El tercer motivo se refiere directamente a las personas consagradas, invitadas a celebrar juntas y solemnemente las maravillas que el Señor ha realizado en ellas, para descubrir con más límpida mirada de fe los rayos de la divina belleza derramados por el Espíritu en su género de vida y para hacer más viva la conciencia de su insustituible misión en la Iglesia y en el mundo.

Los consagrados son testimonio vivo de que el encuentro con Dios es posible en todo lugar y época, de que su amor  llega a todo rincón de la tierra y del corazón humano, a las periferias geográficas y existenciales. La vida consagrada es la respuesta del encuentro personal con Dios, que se hace envío y anuncio. Esta Jornada debe ser una ocasión para promover el conocimiento y la estima de la vida consagrada como forma de vida que asume y encarna el encuentro con el amor de Dios y con los hermanos, manifestado en la entrega profética desde cada carisma fundacional.



En esta Jornada Mundial de la Vida Consagrada damos gracias a Dios por todas las personas de especial consagración, que desde las diversas vocaciones y formas de vida y servicio son presencia elocuente del amor de Dios en el mundo. Invitamos encarecidamente a todos los fieles cristianos a dar gracias a la Trinidad por el don de la vida  consagrada, que siempre es «iniciativa del amor del Padre».

(Del Mensaje de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada)


PINCHA AQUÍ PARA LEER EL MENSAJE COMPLETO


Oremos pidiendo y dando gracias a Dios por las comunidades de religiosas que tenemos en nuestro pueblo y que tanto bien nos hacen.


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: