Hoja litúrgica domingo 3º de Pascua Ciclo A

Print Friendly, PDF & Email

Los dos discípulos de Emaús representan a todos los discípulos del Señor que a lo largo de la historia se han encontrado con Él en el camino de su vida.


¿Cómo podemos encontrarnos con el Señor Jesús?

¿Cómo podemos sentir que arde nuestro corazón y rebosamos de gozo y de alegría?

La respuesta la encontramos en los dos discípulos de Emaús.


Como ellos también nosotros nos encontramos con el Señor en el camino de nuestra vida. E igual que que ellos tampoco sabemos reconocerle.


Jesús resucitado siempre está saliendo a nuestro encuentro para que podamos reconocerle, amarle y ser felices junto a Él. Cada uno tenemos nuestra propia experiencia personal en la que nos encontramos con el Señor. Ese momento en el que decimos con una mezcla de asombro y de alegría: ¡Maestro! ¡Señor, Mío y Dios mío! y tras el que vamos corriendo a comunicarlo a los demás: ¡Hemos visto al Señor!.


Es algo que nos ocurre en el camino de nuestra vida. Puede ser en las Sagradas Escrituras, en la celebración de la Eucaristía o incluso en el rostro del hermano. De repente, caes en la cuenta: ¡Es Jesús! ¡Dios está aquí! y está hablando conmigo, compartiendo mi vida. Y todo lo vivido hasta el momento empieza a tener otro sentido…


Claro que para que esto ocurra tenemos que poner de nuestra parte. Si los dos discípulos, a pesar de que iban desanimados y desilusionados, no hubieran dejado que Jesús les hablara y si no hubiesen abierto su casa -su corazón– para que El pasara dentro no se habría producido el encuentro.


¿Cuántas veces habremos dejado pasar la oportunidad de encontrarnos con el Señor?


No importa lo cansado que estés. Tampoco si estás “frío” o si no sientes nada. Sigue participando de la Eucaristía. Jesús te habla a ti, nos habla a todos y para todos parte su pan. No dejes de hacer el bien y de relacionarte con los hermanos, sobre todo con los que necesitan de ti. Si lo haces así se avivarán las brasas del Espíritu en tu corazón, se te abrirán los ojos y lo verás, sonriendo, junto a ti.


Pruébalo. ¿A qué esperas?


Pincha aquí para descargar la hoja litúrgica del domingo 3º de Pascua


La web de la semana

Pedid y se os dará; buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. (Cf  Mt 7,7-8)


La cita del evangelio de san Mateo nos sirve de introducción para nuestra recomendación web de hoy: Buigle


¿No sabes lo que es?


Buigle es “BUscador de IGLEsia”. Es un buscador como Google, Yahoo o cualquier otro -de hecho está construido a partir del buscador de Google- sólo que los ingresos que se generan por la publicidad se destinan a Cáritas.


Pero es mucho más. Tienes enlaces directos a las páginas de cabecera de todo cristiano: la Biblia, el Catecismo, la web del Vaticano… te ofrece las lecturas del día, la liturgia de las horas y muchas otras cosas más que te invitamos a que descubras por ti mismo.


Haz de Buigle la página principal de tu navegador, que también en las redes puedes encontrarte con el Señor.


 

WordPress theme: Kippis 1.15