Hoja litúrgica domingo 2 de Cuaresma. Ciclo B. 2018

Print Friendly, PDF & Email

La Cuaresma es un camino de preparación para la Pascua. Hoy se nos deja entrever por un momento la gloria que encontraremos al terminar este camino.

¿Cuántas veces decimos “no merece la pena, lo dejo”?  Ocurre cuando el esfuerzo se va haciendo más y más grande… la tentación de desistir se hace presente. Y si no vemos el final del camino, que experimentamos como largo, duro, insufrible, entonces el abandono podemos darlo por seguro. A no ser que tengas una enorme fuerza de voluntad o que tengas la suerte de que desde un recodo del camino puedas ver el maravilloso lugar al que te diriges. Te ves allí, disfrutando de todo lo que se te ofrece, -piensa en lo que más te guste- y el corazón late con fuerza, te ajustas la mochila, agarras el bastón y te pones a caminar sin mirar más hacia atrás.


Jesús acaba de anunciar a los discípulos que iba a tener que sufrir y padecer mucho, que hay que coger la cruz para seguirlo. Las dudas acerca de si realmente es el Mesías son muy fuertes. La tentación del abandono crece. Al transfigurarse delante de ellos les hace ver que no tienen por qué dudar: El es el Hijo de Dios, en quien se cumple “La Ley y los Profetas” (por eso aparece dialogando con Moisés y Elías). Merece la pena escucharlo, como dice la voz del Padre.


Pincha para descargar la hoja litúrgica


En tu vida diaria, ¿has tenido alguna experiencia de Tabor, alguna situación que te hiciera ver que vas por el camino correcto?

En las situaciones de sufrimiento y de dolor ¿te mantienes o te hundes? ¿Por qué?


Que el Espíritu Santo te ayude a sentir en tu corazón el inmenso amor que Dios te tiene, que Él siempre está de tu parte (Si el está de nuestra parte ¿Quién estará contra nosotros nos dice hoy San Pablo) y que esto te lleve a tener una fe fuerte como la de Abrahán. 


¡Feliz Cuaresma!


WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: