Día sexto: Peregrinar entre dificultades

Print Friendly, PDF & Email

11 de agosto: Caldas de Reis – Padrón


Van pesando los kilómetros recorridos pero la meta se encuentra cada vez más cerca. Cuando termine ésta ya sólo quedará una jornada más para llegar a Santiago. Hoy se recorrerán 16 kilómetros para llegar desde Caldas de Reis hasta el municipio de Padrón. Aquí vivió durante un tiempo Rosalía de Castro y de Camilo José Cela y famosa por su pimientos (“que unos pican y otros non”). La localidad recibe su nombre del “Pedrón” al que, según la tradición, los discípulos de Santiago ataron la barca en la que traían el cuerpo del Apóstol.


La propuesta de reflexión y meditación para este día se centra en las dificultades, sobre el modo en el que en nuestra vida diaria afrontamos las dificultades. Todos experimentamos dificultades a lo largo de nuestra vida con mayor o menor intensidad (cuánto puede llegar a molestar una pequeña piedra en el zapato). La diferencia está en la forma de afrontarlas: hundirse o hacerles frente.


Jesús, modelo para todo hombre, también experimentó dificultades en su vida y tuvo las mismas tentaciones que nosotros: la tentación de abandonar el camino, la tentación de convertir el camino en lo que no es, la tentación de llamar la atención… y tuvo que elegir entre ceder a la tentación o seguir el plan de Dios. Y optó por el plan de Dios, por hacer las cosas según el estilo del Padre. El cristiano también opta, como Jesús, por el camino difícil, comprometido, el que lleva a la felicidad personal a través de haber conseguido la felicidad de los que caminan junto a él.


PEREGRINAR ENTRE DIFICULTADES

Dios, amigo nuestro, así te decimos:

danos entusiasmo para buscar

la verdad donde se encuentre.

Danos resignación para aceptar

las dificultades y nuestras propias limitaciones.

Danos coraje para luchar

cuando todo se pone en contra.

Danos lucidez para admitir la verdad,

sin que nadie nos la imponga.

Danos fuerza para preferir lo difícil a lo fácil.

Danos valor para rechazar lo vulgar y lo rastrero.

Danos valentía para luchar

contra nuestra apatía y desgana.

Eso te decimos, Dios, amigo nuestro.


WordPress theme: Kippis 1.15