Celebrado el Encuentro-Envió del Catequista. Fuente del Maestre, 20 de abril

Print Friendly, PDF & Email

“Habla, que tu siervo escucha”

¡Crees!…sé luz para los demás

Catequistas del Arciprestazgo en el Encuentro Diocesano

 Arzobispado de Mérida-Badajoz. Delegación de Episcopal para la Catequesis

Conventual franciscano de Fuente del Maestre

A las 10,30 horas ha dado comienzo en Fuente del Maestre el Encuentro Diocesano de Catequistas que, convocados por la Delegación Episcopal de Catequesis de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. El mencionado Encuentro ha tenido como punto de arranque la Santa Misa en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Candelaria tras ser “acogidos” en el Conventual Franciscanos donde se pudo tomar un desayuno y se repartió el material de la Jornada que convocaba bajo el lema “¡Crees!…sé luz para los demás”han querido configurarse como unas Jornadas  dedicadas a la propia persona del Catequistas en este Año de la Fe provocando así una mirada y una reflexión hacia el interior.

La Eucaristía ha estado presidida por el Vicario General, don Sebastián González por ausencia de Monseñor don Santiago García Aracil, al encontrarse nuestro Arzobispo en Valencia a espera de una próxima intervención quirúrgica a causa de sus artrosis en la cadera (según ha hecho llegar el propio don Santiago a todos los sacerdotes de la diócesis y que ha sido públicamente leída por el Vicario). Junto a don Sebastián, le han acompañado sacerdotes de los diferentes Arciprestazgos que se han dado cita en una bello día y que ha llevado hasta Fuente del Maestre a unos 30 catequistas del Arciprestazgo de Montijo acompañados por su Arcipreste y párroco de San Gregorio Ostiense, don Juan Antonio Delgado Silvero.

Tras finalizar la Eucaristía, en grupos o talleres de trabajos (por colores rojo-verde-amarillo), los catequistas se han dirigido a diferentes lugares donde les esperaba un monitor-a quien les ha ido ayudando a reflexionar tanto de manera colectiva como personalmente en aspectos vinculados con la fe pero de manera especial recorriendo sus cuatro grandes dimensiones: “la fe orada, la fe profesada, la fe celebrada y la fe vivida”. En este Tiempo Pascual, los catequistas ha dedicado buena parte de la mañana a mirarse así mismo en su ser y en su hacer como miembros de la Iglesia que son enviados por ella a la tarea de evangelizar en una sociedad y con unos niños, jóvenes y adultos que no responden siempre de la misma manera a la llamada de Dios y por tanto, necesitan de peculiaridades, metodología y catequistas dispuestos a acompañarlos en su recorrido de vida a pesar de los obstáculos existentes.

Interesante reflexión que ha llevado a un planteamiento claro: la fe nos lleva a Cristo, Cristo es la Verdad y la Verdad nos hace libre. El ejercicio catequético tiene que hacernos personas libres, valientes y dispuestos a defender siempre la Verdad”.

Tras esta dinámica de reflexión y meditación, se ha compartido la comida fraterna tanto en el patrio como claustro del convento franciscano para posteriormente dirigirse todos los participantes a la iglesia parroquial y poder participar, saborear y orar en torno a una bella Vigilia que ha sido presidida por el Delegado Diocesano de Catequesis, don Francisco Romero Galván y en la que, en torno a los símbolos que componen el cartel y lema del Año de la Fe, se ha realizado el envió del Catequista, profesando la fe la Iglesia y adorando al Santísimo para finalmente recibir la bendición y despedida final.

WordPress theme: Kippis 1.15
A %d blogueros les gusta esto: